• 59
    0

    Los padres y alumnos del Bop 112 del barrio San Miguel, cansados de estar en un edificio escolar prestado y en malas condiciones, decidieron cerrar el predio, no dejando entrar a docentes y directivos. La medida seguirá hasta que desde el estado les brinden respuestas a sus reclamos.